Cómo hacer sopa de pescado

Para hacer la sopa de pescado puedes utilizar pescado congelado o pescado fresco del día. Se puede utilizar cualquier tipo de pescado en esta sopa. Experimenta con el tipo de pescado y las verduras que más te gusten o que tengas más a mano, ya que esta sopa es extremadamente versátil.

Cómo hacer sopa de pescado

Cosas que necesitará

  • 1 kg de pescado y cabezas de pescado.
  • 500 gramos de gambas y otros tipos de marisco (almejas, mejillones, cigalas...).
  • 2 tomates rojos.
  • 1 cebolla.
  • Aceite de oliva.
  • Pimenton rojo.
  • 2 hojas de laurel.
  • Un colador.
  • 2 ollas.
  • 1 cuchara de madera.
  • 1 espumadera.
  • 1 sartén.

1. Limpiamos el pescado y separamos las cabezas. A los cuerpos les raspamos las escamas y las tripas. No les quitamos las raspas. Ponemos los cuerpos de pescado en un recipiente hermético y lo guardamos en la nevera. En la sopa de pescado lo que da más sabor son las cabezas. Así que si durante el mes, nos vamos guardando en el congelador las cabezas de los pescados que comemos, nos saldrá una sopa de pescado realmente sabrosa. La cabeza de rape es una de mis favoritas ya que es una de las que da más sabor a la sopa.

2. Limpiamos el marico. Si utilizamos mejillones y almejas, es mejor dejarlos unas horas en remojo con agua fría en la nevera para que suelten toda la arena. Sobre todo, los mejillones hay que lavarlos bien y con la ayuda de un cuchillo eliminar toda la suciedad marina que ha quedado enganchada en la concha. Cortamos las patas y la cabeza a las gambas y pelamos el cuerpo de éstas. Reservamos las cabezas y las patas de gambas por un lado y los cuerpos pelados los metemos en un recipiente hermético y los guardamos en la nevera.

3. Cogemos la olla grande y la llenamos de agua por la mitad, echamos sal y las hojas de laurel y la ponemos a hervir a fuego fuerte y la tapamos. Cogemos la otra olla y la ponemos a fuego medio y echamos los mejillones y tapamos. Cuando estén todos los mejillones abiertos, los sacamos y los dejamos en un recipiente sin tapa. Colamos el caldo y lo añadimos a la olla grande. Hacemos el mismo proceso con las almejas.

4. Cuando empiece a hervir la olla grande, añadimos todas las cabezas de pescado y las cabezas y las patas de las gambas y tapamos. Bajamos el fuego al más bajo.

5. Cogemos los tomates y los trituramos. Hacemos lo mismo con la cebolla. En una sartén, echamos un poco de aceite y ponemos a calentar. Echamos primero la cebolla y cuando esté un poco cocinada, añadimos el tomate y un poco de sal y pimentón. Cuando veamos que el tomate está frito, apagamos el fuego y lo añadimos a la olla grande.

6. Cuando veamos que ya está el caldo y lo hayamos probado para rectificar la sal si es necesario, apagamos el fuego y dejamos reposar. Con la ayuda de la espumadera, quitamos toda la espuma que se haya formado en la capa superior. Una vez que la sopa ya esté templada, la colamos y ponemos la sopa en otra olla. Tiramos todo lo que quede atrapado en el colador. Ponemos la sopa al fuego y cuando empiece a hervir echamos los cuerpos de pescado. Pasados 10 minutos, añadimos los cuerpos de las gambas. Pasados 5 minutos echamos los mejillones y las almejas sin la concha, dejamos hervir 2 minutos más y apagamos el fuego. La sopa ya está lista para servir.

Consejos y advertencias

Podemos servir la sopa en cuencos pequeños con pan frito por encima.