Cómo hacer salsa rosa

Para hacer la salsa rosa necesitaremos casi los mismos ingredientes que para hacer mayonesa. Por lo tanto, necesitaremos:

  • Aceite de girasol. También puedes utilizar el de oliva de una graduación baja.
  • Un huevo.
  • Sal al gusto.
  • Un par de cucharadas de ketchup.
  • Una cucharada de wisky.
  • Una batidora.
  • Limón.
Cómo hacer salsa rosa

Para empezar echamos en el vaso de la batidora, un vaso de aceite de girasol, un poco de sal y una cucharadita de limón. Cómo ya sabrás, el limón, no afecta mucho al sabor de nuestra salsa, pero lo más importante es que nos protege de la salmonerosis. Ésta es una enfermedad infectocontagiosa producida por unas bacterias que se encuentran en las cáscaras de los huevos, además de en otros lugares.

Bueno, después de esta lección de salud, comenzamos a batir desde abajo, con la batidora apoyada en el fondo del vaso a una velocidad entre media y rápida. No debemos mover rápidamente la batidora, ya que si no, se podría cortar la mayonesa. Empezamos subir desde abajo hacia arriba muy lentamente a medida que esta va cogiendo consistencia y adquiere un color blanco.

Es importante que este paso lo hagamos lentamente. En el momento que la mayonesa adquiera ya una consistencia casi espesa, podemos ir más rápido con los movimientos. En este momento, añadimos un chorreón de coñac y seguimos batiendo. Finalmente añadimos un par de cucharadas de ketchup. Podemos añadir más si lo deseamos, pero recuerda de ir probándola. La mezcla deberá tener un tono rosado. Sólo podemos añadir el wisky y el ketchup si la mayonesa está perfectamente hecha.

Si la mayonesa se corta debemos comenzar otra vez o intentarla arreglar desde ese punto. Para arreglar una mayonesa cortada podemos añadir a la mezcla:

  • Una cucharadita de limón y seguir removiendo a ver si la salvamos.
  • 4 cucharadas de leche. La leche al igual que el huevo es un ligante. Así que la añadimos y seguimos removiendo hasta que consigamos la textura adecuada.

Otra forma de arreglar una mayonesa cortada es añadir otro nuevo. Para ello deberemos cambiar la mezcla cortaba a otro recipiente. Añadiremos un huevo entero al vaso de la batidora e iremos añadiendo la mezcla cortada poco a poco. Es una buena idea ir añadiendo la mezcla con una cucharadita de postre. Una vez tenga la consistencia que tiene que tener, añadimos el wisky y el ketchup de la misma forma que lo haríamos si no se hubiese cortado.

La salsa rosa la podemos utilizar como ingrediente para 1 millón de recetas. Algunas sugerencias pueden ser: cóctel de gambas, ensalada de verano, ensalada de pasta... Recuerda que al igual que la mayonesa y el alioli, la salsa rosa debe ser guardada en un recipiente hermético en la nevera.

Cómo ya hemos comentado, el limón es un ingrediente opcional. Pero se recomienda echar este ingrediente para prevenir la salmonelosis. Un poco de limón no afectará al sabor de tu salsa rosa.