Cómo hacer ropa vieja

La ropa vieja es una preparación a base de carne deshebrada consumida sobre todo en la Comunidad de Madrid, Murcia, Andalucía, las Islas Canarias, Cuba, Venezuela, Puerto Rico, Colombia, México, Costa Rica y Panamá. Cada zona prepara la ropa vieja de una determinada forma.

Cómo hacer ropa vieja

Esta una antigua receta que se hacía para aprovechar los restos de caldo o de puchero. Por lo tanto antes de hacer ropa vieja, es conveniente que hagamos primero el caldo o cocido.

Para hacer el caldo necesitaremos:

  • 2 pechugas de pollo.
  • Una pechuga de gallina.
  • 2 tomates rojos.
  • 1 apio.
  • 1 patata.
  • Un trozo de ternera.
  • 1 cebolla.
  • 4 dientes de ajos.
  • 1 puerro.
  • 2 zanahorias.
  • 1 hueso de rodilla.
  • Agua.
  • Sal.

Al caldo le puedes echar más ingredientes o menos, dependiendo de cómo te guste. Para hacer el caldo necesitarás una olla grande. Llenas la olla hasta la mitad aproximadamente de agua y echas un poco de sal. Échale poca y después puedes ir rectificando.

Mientras tanto, vas limpiando todos y cada uno de los ingredientes que vayas a echar. Primero limpias la carne, es decir, las dos pechugas de pollo, el trozo de ternera, el trozo de gallina... Cuando el agua empiece a hervir echas toda la carne. Después limpias las verduras las echas también.

Si haces el caldo en una olla express, en media hora es posible que lo tengas hecho. Si lo haces de la forma tradicional, puedes tardar unas 2 horas y media en hacerse. Vigila porque se va evaporando el agua mientras se va haciendo, así que debes ir rellenándolo. Cuando el caldo está hecho se para el fuego y se deja reposar. La capa de grasa que queda en la parte superior de la olla debes eliminarla con una cuchara o espátula.

Una vez que esté templado, cuelas el caldo y reservas la carne. Con las verduras puedes hacer un puré. Lo puedes guardar en el refrigerador o si has hecho mucha cantidad, lo puedes congelar en botes individuales.

Cuando vayas a hacer la sopa, puedes añadir unos garbanzos. Pon de más, porque los necesitaremos para la ropa vieja. Para cocer los garbanzos tenemos varias opciones. Si los compramos secos, debemos ponerlos en remojo el día anterior, de 8 a 12 horas para que se hinchen y se queden tiernos.

Si se nos ha olvidado ponerlos en remojo la noche anterior, los metemos en la olla y los hervimos durante una hora. Después apagamos el fuego y los dejamos en remojo otra hora para que se ablanden. El garbanzo hay que meterlo siempre en agua hirviendo. También los podemos comprar directamente hervidos para que simplemente tengas calentarlos y dejar que absorban el sabor del caldo. En el mismo momento que pongas los garbanzos a calentar, puedes echar 2 patatas cortadas a cuadraditos pequeños. Déjalo que hierva y que tanto los garbanzos como las patatas absorban el caldo.

A la ropa vieja, también le pongo pelota de carne. Las pelotas le dan un sabor excelente. Los ingredientes necesarios para hacer las pelotas del caldo son:

  • 2 butifarras.
  • 1 pechuga de pollo.
  • Harina.
  • 1 diente de ajo.
  • Prejil.
Cómo hacer ropa vieja del cocido

Para hacer las pelotas necesitarás una trituradora. Puedes comprar un trozo de carne de cerdo y triturarla o comprar una o dos butifarras y abrirlas y sacar la carne triturada que hay en su interior. Se pica el perejil con el ajo. Se mezcla la carne cruda de las butifarras con la pechuga de pollo hervida en el caldo y el ajo y el perejil bien picados en la trituradora. Una vez tengamos la masa hecha, hacemos con ella unas pelotas. Las pelotas pueden ser del tamaño que quieras. Te recomendamos que no sean muy pequeñas ya que si no, la ropa vieja te quedará muy seca. Una vez que estén hechas las bolas, las rebozamos con harina. Con el caldo hirviendo, echamos las pelotas. Normalmente tardan un cuarto de hora aproximadamente en hacerse.

Ahora sí que tenemos todo lo que necesitamos para la ropa vieja. Así que vamos a hacer una recapitulación de lo que necesitamos para hacer una ropa vieja:

  • 2 patatas hervidas en el caldo y cortadas a cuadrados pequeños.
  • Pelotas de carne hervidas en el caldo.
  • Garbanzos hervidos en el caldo.
  • Pechugas de pollo hervidas en el caldo.
  • Aceite.
  • Sal.
  • Cebolla.
  • Coñac.

Para hacer la ropa vieja debemos cortar el pollo y la pelota de la misma forma que hemos cortado las patatas. Separamos estos ingredientes en un plato. Pelamos una cebolla, la rallamos y la freímos en aceite de oliva. No hay que echar mucho aceite de oliva, pero si el suficiente para freír todos los ingredientes. La cebolla debe adquirir un tono marrón. Una vez que la cebolla esté hecha, ya podemos añadir el resto de ingredientes. Recuerda que si no haces la cebolla primero perfectamente, cuando eches el resto de ingredientes, ésta no se hará. Si te hace falta puedes añadir un poco más de aceite. Debes salar a tu gusto. Echa 2 cucharadas de coñac en la sartén con tiempo suficiente para que el alcohol se evapore, dejando sólo el gusto a tu receta. La ropa vieja es un plato delicioso para los días de invierno.

Con esta receta podrás aprovechar los restos de pollo y carne que utilizas para hacer el caldo.