Cómo hacer queso en casa

El queso es un ingrediente muy versátil en el mundo culinario. Se puede utilizar para agregar sabor a los sándwiches, para crear ricas salsas para entrantes o para complementar una botella de vino. Pero el queso también puede ser un elemento caro en el supermercado. Afortunadamente para satisfacer tanto a tu paladar como a tu cartera, puedes hacer tu propio queso en casa mediante el uso esta receta tradicional.

Cómo hacer queso en casa

Cosas que necesitarás

  • Paños para hacer queso.
  • Sal no yodada.
  • 2 ollas de acero inoxidable o no reactivas.
  • 30 mililitros de cuajada diluida (3 gotas de cuajada líquida mezclada con 1/3 de taza de agua).
  • Media taza de agua fresca.
  • Colador.
  • 5 litros de leche entera.
  • Presa de queso.
  • Suero de mantequilla cultivado.
  • Especias y hierbas.
  • Cera para queso.
  • Termómetro de cocina.

Cómo hacer queso blando

Para hacer el queso blando, echa la leche en una olla de acero inoxidable. Caliéntala hasta que la leche se ponga a 26 grados. Para el fuego y echa el suero de leche y la solución de cuajada diluida sin dejar de remover.

Después de remover, tapa la olla con una tapa que cierre bien y deja reposar a temperatura ambiente durante 8-12 horas. La textura de la leche cambiará para comenzar a asemejarse a la textura de un queso suave.

Coge otra olla y tápala con una gasa, vierte la mezcla de queso y deja que escurra durante 6-8 horas. Después de este tiempo, el queso debe verse bastante grueso y el líquido debe haber pasado al otro lado.

Mezclamos el queso drenado con las especias, la sal y las hierbas de tu elección.

Cómo hacer queso duro

Echa la leche en una olla de acero inoxidable y calienta hasta que la leche esté a 31 grados. Apaga el fuego y removiendo echa el suero de leche.

Deja que la leche fermente durante una hora. Asegúrate de que la mezcla se mantiene a 31 grados. Para ello puedes poner la olla en una olla más grande o en el fregadero con agua caliente. Si baja de temperatura, llénalo con agua más caliente.

Mezcla la quajada líquida con agua fría y agrégala a la leche sin deja de remover. Deja la leche durante 45 minutos más a 31 grados para uqe se coagule.

Comprueba que pasados 45 minutos la cuajada ya está lista, para ello, mete un dedo en el queso y presiona sobre él. Si se corta de forma uniforme, ya está listo.

Cómo hacer queso cremoso en casa

Corta la cuajada en cubos de 1 cm y deja que repose durante 20 minutos. Después, aumentar la temperatura a 37 grados muy lentamente y mantenla durante 30 minutos. Ve removiendo con frecuencia para evitar que la cuajada se prense.

Cocina la cuajada a esta temperatura hasta que veas una consistencia esponjosa. Esto suele tardar entre 30 y 45 minutos. Deja que la cuajada se deposite en el fondo de la olla. Escurre con cuidado para extraer el suero con la ayuda de un colador durante 10 minutos.

Vuelve a poner la cuajada de nuevo en la olla y añádele cuatro cucharaditas de sal, asuegúrate de mezclar bien, rompiéndo los cuadraditos que se hayan pegado entre sí. Debes mantener la cuajada tibia, así que puedes volver a colocar la olla en el fregadero lleno de agua caliente durante una hora aproximadamente.

Prepara la prensa de queso con las gasas. Mete el queso en la prensa de queso y presiona con 7 kg de presión durante 20 minutos. Retira el queso de la prensa. Voltea el queso hacia el lado de la gasa limpia y prensa con 12 kg de presión durante dos horas. Saca el queso de prensa y cambia la gasa por una limpia. Vuelve a colocar el queso y prénsalo con 13-18 kg de presión durante 12 horas o toda la noche.

Saca el queso de la prensa y deja que se seque al aire libre durante algunos días hasta que esté completamente seco al tacto. Recuerda girar el queso varias veces al día mientras se está secando.

Una vez el seco ya está completamente seco, se coloca la cera para protegerlo. Guarda el queso a una temperatura de 13 grados durante 2-6 meses. Si quieres un queso más curado, déjalo de 6 a 12 meses más o menos.