Cómo hacer quesadillas

Las quesadillas rápidas pueden servirnos como aperitivo o un primer plato de una comida. Las quesadillas son versátiles; te las puedes hacer para el momento del día que te apetezcan, te las puedes hacer para el almuerzo, la cena o como merienda o aperitivo. Los ingredientes se pueden cambiar fácilmente para adaptarlas a tu menú. Es un plato barato y fácil de hacer. Aprende las técnicas básicas y, no dudes en jugar con la receta para adaptarla a tu gusto. Las puedes servir con una salsa, guacamole o crema agria.

Cómo hacer quesadillas

Cosas que necesitarás

  • Aceite de oliva normal o en aerosol
  • Tortitas de harina.
  • Queso.
  • Pan.

Instrucciones

1. Calienta un poco de aceite a fuego medio en una sartén de tamaño mediano o en una sartén de hierro fundido. Utiliza aceite en aerosol, si lo prefieres.

2. Coloca una tortita en la sartén y espolvorea el queso sobre ella cubriendo más de la mitad. Dobla la otra mitad de la tortita para cubrir el queso. También puedes extender el queso sobre toda la tortita y cubrir con una segunda tortita entera para hacer una quesadilla más grande.

3. Voltea la quesadilla cuando la parte que toca la sartén esté ligeramente tostada y cocina por el otro lado. El exterior debe ser ligeramente dorado y el queso debe fundirse y estar caliente.

4. Corta en triángulos y sírvelas.

Consejos y advertencias

Puedes incorporar a este plato otros ingredientes. Algunas ideas incluyen cilantro, queso Monterrey Jack, queso cheddar, guacamole, crema agria, judías negras, frijoles refritos, cebolla, pimiento verde, tomates y pollo. Sólo tienes que añadirlos cuando pogas el queso en la quesadilla.