Cómo hacer ondas en el pelo

Mucha gente se gira al ver unas bonitas ondas hechas en el pelo. Actualmente, son muchas celebrities que se han unido a la moda y que las están luciendo cada vez más. Estos consejos te ayudarán a crear ese mismo aspecto en poco tiempo. Crear hermosas ondas es un proceso simple, para ello sólo necesitarás un rizador de pelo y varios productos que probablemente ya tienes en casa.

Cómo hacer ondas en el pelo

Cosas que necesitarás

  • Rizador de pelo.
  • Protector del pelo para el calor.
  • Laca.
  • Pinzas del pelo.
  • Peine.

Instrucciones

1. Asegúrate de que tu pelo está seco. Rocía ligeramente un protector para el calor en todo el cabello.

2. Separa el cabello en secciones. Para ello, divídelo por la mitad. Entonces separa aún más de manera que las capas superiores queden separadas de las capas inferiores. Recoge las capas superiores con pinzas y deja las capas inferiores sueltas para poder trabajar con ellas más fácilmente.

3. Calienta un rizador de tamaño mediano. Debe estar a máxima potencia para asegurarte de que tus rizos quedarán bien fijados. Con el rizador perpendicular al suelo, coloca una parte del pelo de las capas inferiores en el rizador. Asegúrate de que hay un poco de espacio entre el pelo cuando lo envuelves alrededor de la plancha. Esto ayudará a crear ondas y no rizos apretados. Mantén el cabello en su lugar con la mano, no utilices la abrazadera que se encuentra en la mayoría de rizadores, ya te te encresparán el cabello y tienden a crear un pliegue en el mismo.

4. Tras formar un onda durante y aguantar el cabello en la plancha unos 30 segundos, libéralo. No toques la onda que acabas de crear. Déjala reposar exactamente como está. Repite el paso 3 en todo tu cabello. Termina con las capas inferiores y comienza soltando poco a poco los mechones de las capas superiores hasta que tengas todo el cabello ondulado.

5. Gira tu cabello hacia abajo y trabájalo un poco con las manos, muy suavemente muévelo hacia arriba para crear un aspecto más natural.

6. Voltea el cabello con el lado derecho hacia arriba. Asegúrate de que todo se ve del mismo modo y que no hay ninguna parte más chafada o apelmazada. Si todo está correcto, utiliza un spray de fijación para mantenerlo en su lugar. Asegúrate de que no te excedes echándote laca ya que si te pasas, el pelo te quedará como si fuera una peluca de una muñeca, no se te moverá del sitio y perderá su naturalidad.