Cómo hacer membrillo

El membrillo es una fruta. El dulce de membrillo puede ser un excelente postre, una merienda o puede acompañar diversos platos, tanto dulces como salados. El dulce de membrillo está realmente delicioso y es muy nutritivo.

A continuación te vamos a explicar cómo hacer dulce de membrillo. Es una receta fácil y sencilla con la que no tendrás ningún problema. Los resultados son fabulosos y muy duraderos. El dulce de membrillo puede conservarse en la nevera durante muchos meses. Se puede congelar, pero no es necesario.

Cómo hacer membrillo

Para hacer dulce de membrillo necesitaremos:

  • Un kilo de membrillo.
  • Dos manzanas reinetas.
  • 750 gramos de azúcar.
  • Un limón.

Hay personas que le echan canela y vino blanco, así que los resultados pueden variar un poco. Pero haciéndolo de la forma tradicional conseguiremos unos resultados muy satisfactorios.

Instrucciones

Cogemos los membrillos y los pelamos y troceamos. Retiramos cualquier parte que esté en mal estado. Hacemos lo mismo con las manzanas, las pelamos, les quitamos el corazón y las troceamos. Ponemos los membrillos las manzanas en la misma cacerola.

Los rociamos con el zumo de limón y con 750 g de azúcar. Dejamos reposar durante ocho horas o durante toda una noche.

A la mañana siguiente veremos que tanto los membrillos como las manzanas han expulsado casi toda el agua. Ponemos la cacerola al fuego y comenzamos a hervir.

Cuando los membrillos y las manzanas estén blandos, los metemos en el robot de cocina o utilizamos la batidora dentro de la cazuela para triturarlos. Debe quedar una masa muy fina.

Continuamos hirviendo, hasta que tengamos una cuchara en el centro de la cazuela y ésta se mantenga recta. Una vez pase esto, ya podemos verter el contenido de la cazuela en los diferentes moldes. Los dejamos enfriar y los metemos en la nevera. Ya tenemos nuestro dulce membrillo listo para comer.