Cómo hacer la bechamel

La salsa bechamel o salsa blanca básica, son unas importante salsas de "arranque" para innumerables recetas. Se utilizan como base para soufflés, moussaka griega, macarrones caseros con queso, canelones..., y es el punto de partida para las docenas de otras salsas, como la salsa de queso o la salsa de mostaza. Estas recetas son para hacer unas 3 tazas de salsa bechamel, pero se pueden ajustar las cantidades fácilmente.

Cómo hacer la bechamel

Cómo hacer la bechamel

Cosas que necesitarás

  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1/4 de taza de mantequilla.
  • 4 tazas de leche entera.
  • 1/3 de taza de harina común.
  • Media cucharadita de granos enteros de pimienta negra.

Instrucciones

1. Ponemos a calentar una cacerola a fuego medio.

2. Cuando esté caliente echamos la mantequilla y bajamos a fuego lento.

3. Cuando se deshaga la mantequilla, añadimos la harina sin dejar de remover hasta que se forme una pasta.

4. Comenzamos a añadir la leche muy lentamente y sin dejar de remover siempre hacia el mismo sentido. Sin dejar de remover añadimos la sal y la pimienta.

5. Seguimos removiendo sin parar hasta que comience a hervir, dejamos hervir sin parar de remover hasta que la salsa se espese ligeramente.

Cómo hacer la salsa blanca básica

Cosas que necesitarás

  • Media taza de cebollas picadas.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1/4 de taza de mantequilla.
  • 5-6 ramitas de tomillo fresco enteras.
  • 1/4 de cucharadita de pimienta blanca.
  • 4 tazas de leche entera.
  • 1/3 de taza de harina común.
  • Una pizca de escamas de pimienta roja.
  • Media cucharadita de granos enteros de pimienta negra.
Cómo hacer la bechamel fácil y rápidamente

Instrucciones

1. Escaldar la leche en una cacerola pequeña a fuego medio-bajo hasta que empiece a evaporarse.

2. En otra cacerola, derrite la mantequilla y cocina la cebolla a fuego medio hasta que pierda su olor crudo (unos 2-3 minutos).

3. Agrega todos los ingredientes restantes, excepto la leche.

4. Cocina, removiendo constantemente, durante unos 3-5 minutos. No dejes que la sartén se caliente demasiado y no dejes que la mezcla se dore. Es importante que todo permanecezca de color blanco.

5. Lentamente ve incorporando la leche y cocínalo a fuego lento. Cocina a fuego lento lentamente durante unos 20 minutos, removiendo ocasionalmente.

6. La salsa debe tener un espesor medio, si tu salsa está demasiado espesa, puedes añadir más leche. Para espesar, continua cocinando a fuego lento. Ten en cuenta que la salsa se va a engrosar considerablemente a medida que se enfríe.

7. Cuela la salsa en otro recipiente y desecha la cebolla, el tomillo, las escamas de pimienta y los granos enteros de pimienta.

Consejos y advertencias

Si estás haciendo esta salsa como ingrediente para otros platos, no hagas demasiada.

Ten cuidado al cocinar la harina en el paso 4. Debido a que la mantequilla contiene leche y productos lácteos sólidos, es fácil dore y nos estropee el color blanco característico de la salsa. Baja el fuego si es necesario para evitar esto.

Debido a que la harina se usa para espesar esta salsa, es necesario que la hiervas a fuego lento durante al menos 20 minutos para perder ese sabor "almidonado". Si se utiliza esta salsa para una lasaña blanca o moussaka, sin embargo, sólo la debes cocinar a fuego lento durante unos 5 a 10 minutos, porque la salsa continuará cocinándose y espesándose cuando se hornee.