Cómo hacer gambas al ajillo

Las gambas al ajillo es un delicioso plato de marisco muy mediterráneo. Las gambas al ajillo, muchas veces se comen como "tapa". La buena noticia es que es muy fácil de preparar. Sólo tienes que seguir esta receta.

Cómo hacer gambas al ajillo

Cosas que necesitarás:

  • Medio kg de gambas peladas (pueden ser frescas o congeladas).
  • Sal.
  • Aceite de oliva.
  • Ajos.
  • Una guindilla (si te gustan picantes, puedes echar más).
  • Perejil.

Instrucciones

1. Lava las gambas y escúrrelas. Si son congeladas, descongela previamente.

2. Coloca las gambas sobre una servilleta y espaciadas entre sí para que se sequen.

3. Sala las gambas y déjalas reposar durante 10 minutos.

4. Pela y pica de 3 a 4 dientes de ajo fresco con un cuchillo. También puedes picarlo en la thermomix o en un robot de cocina. Resérvalo. Haz lo mismo con el perejil.

5. Pon una sartén con aceite a calentar a fuego medio. Cuando el aceite ya esté caliente, sube un poco el fuego.

6. Echa las gambas en la sartén y cocínalas durante un minuto.

7. Agrega el ajo, el perejil y la guindilla a la sartén y cocínalo durante un minuto.

8. Voltea las gambas y deja que se cuezan por el otro lado durante otros 2 minutos. Retíralas con una espátula y ya puedes emplatar.

Consejos y advertencias

  • Si te gusta, también puedes echar un poco de zumo de limón fresco a las gambas al ajillo.
  • Algunos mariscos causan alergias en personas sensibles. Busca inmediatamente atención médica si un comensal muestra síntomas de una reacción alérgica, como dificultad para respirar o hinchazón.