Cómo hacer gachas

Las gachas de avena son un menú delicioso que puedes incluir en tu desayuno. Cuando lees u oyes hablar de las gachas, a menudo la imagen que te viene a la mente inmediatamente implica un tazón de papilla grumosa y sosa. Un plato preparado adecuadamente de gachas de avena, sin embargo, no podría estar más lejos de esta idea estereotipada. El uso de avena cortada, puede darte una papilla con sabor a frutos secos muy distintiva. En una mañana fría, un humeante tazón de gachas de avena puede satisfacer a los paladares más exigentes en el desayuno.

Cómo hacer gachas

Cosas que necesitarás

  • Una cacerola de 1 litro de capacidad.
  • Una taza de medición.
  • Avena cortada.
  • Una cuchara grande para remover.
  • Leche o nata.
  • Azúcar o miel.

Instrucciones

1. Mide el agua fría en la cacerola. Utiliza 2 partes de agua por cada parte de avena cortada como la relación estándar al cocinar gachas de avena. 1 taza de agua y 1/2 taza de avena cortada hace una porción. Multiplica estas cantidades por el número de porciones que desees.

2. Espolvorea la avena sobre la superficie del agua fría y mezcla bien con la cuchara.

3. Coloca la olla sobre el fuego y fija la temperatura del quemador a medio. Remueve la papilla mientras se cocina para evitar que se queme. Cocina durante unos 30 minutos, removiendo con frecuencia, hasta que la papilla se vuelva espesa y cremosa.

4. Retira la cacerola del fuego. Sirve la avena con leche o nata y con azúcar o miel.

Consejos y advertencias

  • Haz unas gachas más cremosas poniendo la mitad de agua y la otra mitad de leche al cocinarlas.
  • Sirve las gachas de avena con fruta fresca en rodajas, como fresas, frambuesas, arándanos o duraznos.
  • La avena cortada está claramente formada por diferentes de copos de avena, ya que no se ven tan planos como se ven los copos normales. Esto significa que la avena cortada requiere un período de cocción más largo.

Cómo hacer gachas andaluzas o gachas dulces

Para hacer las gachas andaluzas necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de leche.
  • Pan duro.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • 6 cucharadas de azúcar.
  • 6 cucharadas de harina.
  • 1 cucharadita de matalahúva, que son las semillas de anís.
  • Sal.
  • Aceite de oliva para freír.
  • Canela molida.

Partimos el pan duro en cuadraditos pequeños y los freímos en una sartén con el aceite de oliva. Los dejamos escurrir sobre un papel de cocina. Ponemos en una sartén limpia las 4 cucharadas de aceite y cuando esté caliente, freímos las semillas de anís. Cuando estén tostaditas, añadimos la harina y removemos. Cuando la harina se tueste, añadimos la leche poco a poco sin dejar de remover. Debe quedar como una bechamel fina. Echamos el azúcar y una pizca de sal sin dejar de remover. Introducimos los cuscurros de pan fritos y servimos en una fuente. Espolvoreamos con canela por encima.

Cómo hacer gachas de almortas o gachas manchegas

Para hacer las gachas de almortas necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de harina de almortas (Es más difícil de conseguir fuera de Castilla-La Mancha).
  • 400 gramos de panceta.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de pimentón.
  • Aceite de oliva.
  • Agua.
  • Sal.
Cómo hacer gachas de avena

Troceamos y freímos la panceta y los dientes de ajo en una sartén con aceite de oliva. Sacamos la panceta y los ajos y los reservamos a parte. Quitamos la mitad del aceite sobrante de la sartén y freímos el pimentón. A continuación añadimos la harina. Cuando esté tostada, añadiremos el agua poco a poco y sin parar de remover para que no se formen grumos. Ponemos un poco de sal y cogemos dos de los ajos fritos, los machacamos y los echamos a las gachas. Cuando se haya espesado, les echamos un par de cucharadas de panceta para evitar que se cuarteen las gachas. Este plato se sirve caliente.

Cómo hacer gachas de higos

Para hacer las gachas de higos necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Medio kg de higos.
  • 1 litro de agua.
  • 6 cucharadas de harina.
  • 1 ramita de canela.
  • Azúcar.
  • Azúcar glass o canela para decorar.

Ponemos los higos con una ramita de canela a hervir durante 10 minutos. Pasado este tiempo, los sacamos y los estrujamos hasta que expulsen todo el líquido que contienen. Ponemos este líquido a hervir y añadimos unas 3 o 4 cucharadas de azúcar (puedes echar más o menos según tus preferencias) sin dejar de remover. Cuando se disuelva comenzamos a añadir la harina sin dejar de remover y poco a poco para evitar que se formen grumos. Cuando se espese y quede como una especie de bechamel, ya hemos acabado. Emplatamos y espolvoreamos azúcar glass o canela para decorar. Si quieres puedes añadir ambas.