Cómo hacer cabello de ángel

El cabello de ángel es un ingrediente que se utiliza como relleno en muchos pasteles, tartas y otros postres. Este fantástico dulce recibe este nombre debido a que está formado por unas hebras doradas muy finas que recuerdan a lo que nosotros imaginamos como el cabello de un ángel. La elaboración de este postre es un poco complicada. Puede mantenernos ocupados unas dos horas y media. El cabello de ángel se obtiene de una calabaza en especial, la calabaza confitera. Esta calabaza tiene una piel dura.

Cómo hacer cabello de ángel

Para hacer el cabello de ángel necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Una calabaza confitera.
  • Azúcar.
  • Agua.
  • Piel de limón o de naranja (opcional).
  • Canela en rama (opcional).

Lo primero que tenemos que hacer es partir la calabaza en trozos medianos. Cogemos una olla, metemos los trozos de calabaza y llenamos de agua hasta que todos estén cubiertos. Encendemos el fuego lento y dejamos que se cocine durante al menos 50 minutos. Si transcurrido este tiempo vemos que la calabaza aún no está blanda, la dejamos hervir unos 10 minutos más. Pasado este tiempo sacamos la calabaza y la dejamos enfriar.

Con la ayuda de un cuchillo le quitamos la piel. Escurrimos la calabaza con nuestras manos con la finalidad de extraer el máximo de agua posible. Cuando tengamos la pulpa de calabaza escurrida, la echamos en una olla. Cubrimos la pulpa con la misma cantidad de azúcar que el peso de la calabaza que vayamos a cocinar. Ponemos la piel de limón, sólo la parte amarilla. Como ya hemos comentado antes en vez de limón puedes utilizar la piel de una naranja. Otra opción en este punto es añadirle una rama de canela.

Es una parte crucial en esta receta, así que debemos ser cuidadosos. Encendemos el fuego y cocinamos a fuego lento durante 60 minutos sin dejar de remover. A medida que vaya pasando el tiempo, comprobaremos que la calabaza con la ayuda del azúcar, se va separando en hebras. También veremos que aunque hayamos escurrido bien los trozos de calabaza, éstos seguirán soltando agua que con el fuego lento se irá evaporando poco a poco. Transcurridos esos 60 minutos, ya tendremos nuestro cabello de ángel para utilizarlo como relleno en postres, pasteles y tartas.

A continuación te vamos a dar algunas ideas de recetas en las que puedes utilizar el cabello de ángel. Algunos ejemplos son: tarta de cabello de ángel y manzana, tarta de hojaldre de cabello de ángel y almendras, ensaimadas de Mallorca, etc. Hay muchísimas posibilidades.