Cómo hacer azúcar glass

Cuando estás cocinando y de golpe te das cuenta que te falta un ingrediente para finalizar tu obra maestra, es muy fustrante. Pero te vas a alegrar cuando te digamos que quedarse sin azúcar en polvo no debe ser una de esas preocupaciones. Todo lo que necesitas es un poco de azúcar normal, un poco de maicena y una licuadora y ya podrás espolvorear azúcar glass fresco sobre todos tus productos de panadería.

Cómo hacer azúcar glass

Cosas que necesitarás:

  • Azúcar blanco granulado.
  • Una taza de medir.
  • Una batidora o un molinillo de café.

Instrucciones

Pesa el azúcar granulado. Una taza de azúcar normal es igual a una taza de azúcar en polvo, por lo que echa la cantidad que necesites en una licuadora.

Mezcla el azúcar a alta velocidad, hasta que alcance una consistencia de tipo polvo. Añade un poco de maicena y mézclalo todo junto de nuevo. Muchas recetas requieren un agente de unión para que funcione correctamente. En este caso debe incluir una cucharada de maicena por cada taza de azúcar durante el proceso de mezcla. No te preocupes, no afectará al sabor, pero ayudará a mezclar adecuadamente el azúcar glass con otros ingredientes.

Finalmente, guarda el nuevo azúcar en polvo en un recipiente hermético hasta que necesites usarlo.

Consejos y advertencias

  • Ya que la licuadora necesitará un poco de espacio para reducir a polvo el azúcar normal, ve ehándolo en pequeñas cantidades. Si necesitas más de dos tazas, puedes añadirla en dos o tres tandas.
  • Ten cuidado al usar una licuadora o molinillo de plástico. Los cristales del azúcar pueden dañar o rayar el plástico cuando lo bates a gran velocidad, por lo que en caso de duda, haz tu azúcar glass en una licuadora o molinillo de especias de vidrio.

Si estás en medio de una receta y te hace falta el azúcar glass y no tienes ni azúcar glass ni maicena, hazlo sólo con el azúcar normal.