Cómo hacer...

Si eres una persona inquieta, que le gusta hacer sus propios proyectos o que simplemente quiere ahorrarse dinero, estás en el sitio ideal. Cómo hacer... es una Web que ayuda a los usuarios a fabricar, crear, cocinar, etc. cosas que podría comprar ya hechas.

Cómo hacer...

Y es que la investigación ha demostrado que la creación manual de las cosas mejora la salud mental y nos hace más felices. El Dr. Kelly Lambert exploró la relación entre el uso de las manos, los hábitos culturales actuales y el estado de ánimo. Encontró que fabricar o crear objetos con nuestras propias manos, satisface nuestra necesidad primaria de hacer cosas y también podría ser un antídoto para nuestro malestar cultural. Nos pasamos demasiado tiempo con los dispositivos tecnológicos y de hecho, compramos casi todo lo que necesitamos en lugar de tener que hacerlo nosotros mismos. Ésto nos ha privado de los procesos que proporcionan placer, significado y orgullo. Hacer las cosas promueve el bienestar psicológico. El proceso es importante para la felicidad porque cuando hacemos, reparamos o creamos cosas nos sentimos vitales y eficaces. No se trata tanto de alcanzar nuestro potencial como hacer algo interesante. Cuando nos sumergimos en una tarea profundamente absorbente perdemos conciencia de nosotros mismos y pasamos el tiempo en un estado de satisfacción.

La investigación ha demostrado que la actividad manual de tejer, trabajar la madera, cultivar hortalizas, etc. son útiles para reducir el estrés, aliviar la ansiedad y la modificar la depresión. Hay mucho valor en el esfuerzo creativo. Cuando utilizamos nuestras manos también fomentamos un flujo en la mente que conduce al pensamiento alegre y espontáneamente creativo.

Considera cómo te sentiste la última vez que hiciste algo a mano. Ya fuera un pastel, un proyecto de mejoras para el hogar, un jardín o un libro de recuerdos, ¿te sentías absorbido y satishecho? ¿verdad que sí? Tal vez incluso tuviste algún momento de euforia.

Crear algo con tus manos fomenta el orgullo y la satisfacción, además, también proporciona beneficios psicológicos. Debido a que puedes descubrir y canalizar agitaciones internas, heridas mentales y crecimiento personal. Cuando haces algo, te sientes productivo y esto mueve tu mente y eleva tu estado de ánimo.

La creatividad es una herramienta poderosa para la alteración de la vida interior porque hacer cosas o transformarlas, cambia los estados internos en producciones externas fomentando el consuelo y la satisfacción, aun cuando el estímulo surge de una lesión. Wordsworth describió la poesía como el "desbordamiento espontáneo de sentimientos poderosos". Sacarlo de tu mente, a través de la mano para el mundo.

Por lo tanto, la acción creativa puede funcionar como un antidepresivo natural. En palabras del D. W. Winnicott, psicoanalista, pediatra y experto en creatividad, "La apercepción creativa, más que cualquier otra cosa, hace que el individuo sienta que la vida vale la pena vivirla".